ODIHR

Mandato de la ODIHR relativo a la Legislación de Delitos de Odio:

La decisión nº 4 de 2003 del Consejo de Ministros de Maastricht acordaba reconocer la importancia de la legislación para combatir los delitos de odio y alienta a los Estados Miembro a informar a la ODIHR sobre la legislación existente sobre los delitos motivados por la intolerancia y la discriminación y, donde corresponda, buscar la ayuda de la ODIHR en los estudios y borradores de la legislación. Los estados acordaron por sí mismos combatir los delitos de odio, incluyéndolos en sus legislaciones, en la Decisión del Consejo Permanente nº 607 de 22 de abril de 2004 y la Decisión nº 621 del 29 de julio de 2004, a través de la cual los estados se comprometieron a: “Considerar la promulgación o el endurecimiento … de legislación que prohíba la discriminación o la incitación a los delitos de odio motivados por la raza, el color, el sexo, el lenguaje, la religión, la opinión política o de otro tipo, el origen social o nacional, la propiedad, el nacimiento o cualquiera otra situación”. En la Decisión nº 633 sobre la Promoción de la Tolerancia y la Libertad de Información en Internet, se instó a los Estados a “estudiar la eficacia de las leyes y otras medidas reguladoras de los contenidos de internet, específicamente en lo relacionado con su efecto en la incidencia de los delitos racistas, xenófobos y antisemitas”. Los Estados endosaron sus acuerdos anteriores y decidieron intensificar la implantación de los esfuerzos en el ámbito legislativo en la Decisión nº 12/04 sobre Tolerancia y No Discriminación.